Exposición Fotográfica "Valle del río Negro-Nigru"

Exposición Fotográfica "Valle del río Negro-Nigru", que se va inagurar el día 2 y estará abierta hasta el 17 de septiembre, organizada por la Asociación en el Centro Cultural de Moreda.

Cartel Exposición fotografía Valle del Río Negro

No es fácil en ocasiones recordar cómo y cuándo surge una idea, y tampoco lo es en el presente caso recordar el origen del proyecto que con el paso del tiempo acabó madurando y dando lugar a estas jornadas de fotografía y a esta exposición. De lo que no hay duda es que han sido necesarias las pequeñas aportaciones de muchas personas y entidades que de manera ilusionada y desinteresada han colaborado para hacerla posible.

La Asociación Molín de Adela tiene entre sus objetivos el dar a conocer el medio natural y humano que está presente en el paisaje y las tierras que recorre el río Negro, que da agua y vida al molino. Con esos fines se organizan actividades que promueven los encuentros con personas y asociaciones con especial sensibilidad por las cuestiones ambientales y sociales.

El poco convencional Grupo Andariego La Corra, que nació vinculado a la Asociación Ornitológica MAVEA, organiza paseos en la naturaleza, con la finalidad de disfrutarla y compartirla sin prisas y en armonía. Fue una persona de este grupo, Alejandro Pleiza, que se dedica profesionalmente a la fotografía, quien se ofreció para ayudar a organizar e impartir el mismo un curso práctico para quien pudiera estar interesado en adquirir conocimientos básicos de fotografía.

La propuesta es acogida con entusiasmo e ilusión en el seno de la Asociación Molín de Adela y se organizan dos sesiones, el 28 de marzo y el 13 de junio de 2015, con dos recorridos: uno de Güeria a Nembra y otro por los pueblos de Santibanes y de Muries, a fin de aportar una muestra variada de los valores presentes en el Valle del Río Negro/Nigru, para las que se contó con la ayuda de la Asociación de Vecinos de Nembra, que prestó sus medios y sus instalaciones a la vez que nos acogieron de la forma más hospitalaria posible.

Creemos que estas jornadas cumplieron los objetivos buscados: el conocimiento de un entorno con un alto valor humano, natural y etnográfico; el paseo en la naturaleza observándola con detenimiento y descubriendo las pequeñas y grandes maravillas que se han intentado reflejar en las fotografías que se muestran; un enriquecimiento personal y colectivo por la relación entre personas en los agradables paseos, trabajo de campo y las comidas con las que finalizaban las sesiones. De esta manera se pone de manifiesto que la colaboración entre grupos permite participar en pequeños proyectos a la vez que somos capaces de encontrar aquello que nos une y disfrutarlo juntos, tejiendo una red de relaciones y experiencias, propiciando la unión entre personas, paisajes y comunidades. También reivindicar y pedir la protección para este espacio natural.

Y para mostrar el resultado y después de una previa selección, aquí presentamos las fotografías realizadas por cada uno de los participantes. Se han hecho con los medios más dispares, desde las cámaras de los móviles a las más sofisticadas cuyos dueños han aprendido, tras las jornadas, a sacarles un poco más de partido; y con las miradas tan variadas y sugerentes como las personas que han participado.

Queremos dar las gracias a tod@s y en particular a Alejandro por su buen y desinteresado trabajo, a Mariam R. Cordero por su precioso cartel y al Centro Municipal de Cultura de Moreda/Morea por ofrecernos toda la colaboración y este espacio para poder hacer la muestra.